Imprimir
PDF

alt
El GALP Occidente de Cantabria invierte en el desarrollo costero de Saja Nansa y Suances

El Grupo de Acción Local de Pesca (GALP) del Occidente de Cantabria, que incluye los municipios costeros de Comillas, San Vicente de la Barquera y Suances, ha tramitado ya 11 proyectos desde que comenzó a gestionar las ayudas del Fondo Europeo Marítimo de Pesca para el periodo de programación 2017-2023 el Octubre pasado.

Pasadas las modestas cifras de la experiencia piloto anterior y gestionado por la Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa, entidad veterana del programa europeo LEADER en la comarca, el GALP Occidental cuenta con una partida mucho más cuantiosa en esta ocasión: 1.103.470€. Este es el montante disponible para financiar actuaciones que busquen el desarrollo y puesta en valor del territorio y el fortalecimiento del sector pesquero mediante la innovación y la diversificación económica entre los profesionales del entorno y medio marino de estas comunidades costeras.
La ventanilla de solicitud para la presentación de propuestas subvencionables está abierta y disponible de forma continua, hasta 2023. Las solicitudes y los documentos necesarios - así como conocer intensidades de ayuda o más información para optar a las subvenciones- se pueden entregar en las oficinas de la Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa; en las Antiguas escuelas del barrio La Cocina en Roiz, Valdáliga.
Estas ayudas, que están cofinanciadas por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca y la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, son una apuesta firme para la valorización y comercialización de los productos del mar, potenciando especialmente medidas encaminadas a proteger la fauna acuática y la regeneración de las infraestructuras tradicionales de estas zonas costeras como un medio para proteger y mejorar su patrimonio natural.
El efecto dinamizador de la economía se consigue con una fuerte implicación directa de toda la población en un proyecto común, así, el GALP Occidente de Cantabria trabaja acorde a las líneas de la Estrategia participativa conformada según las necesidades de los propios agentes implicados.