Europa invertirá 6.000 millones para salvar la brecha digital en las zonas rurales

La Comisión Europea invertirá 6.000 millones de euros para ayudar a salvar la brecha digital en las zonas rurales y fomentar la conexión a banda ancha. Así lo ha anunciado el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, durante su intervención en el foro de transformación digital Datagri, que se ha inaugurado en el Palacio de Congresos de Córdoba capital.

Hogan ha recordado que aunque el 76% de la población de la Unión Europa tiene acceso a banda ancha, sólo el 40% de los hogares de las zonas rurales están conectados. “Esto supone un serio hándicap para los nuevos negocios, trabajos y prosperidad. La ausencia de conectividad tiene un coste extremadamente alto para la población rural en general y para la agricultura en particular”, ha insistido el responsable europeo.

El comisario también ha llamado la atención sobre el concepto de aldeas inteligentes, una iniciativa de la UE para “aprovechar la conectividad y la digitalización para la creación de una vida mejor en las zonas rurales”. Así, este mismo año, la Comisión, apoyada por varios eurodiputados, emitió la Declaración de Bled (Eslovenia) y lanzó oficialmente el desarrollo de estas smart villages. El objetivo es extender este modelo por toda Europa a partir de 2019.

Hogan ha insistido en que la CE es una “firme partidaria” de la digitalización agrícola, como “parte de misión más amplia para lograr la transformación digital de la economía europea”. Una de las diez prioridades de la CE es, de hecho, “establecer un mercado único digital”, ha insistido. El problema radica en que debido a las fronteras culturales, económicas e institucionales, Europa “tiene un mercado más fragmentado que los Estados Unidos”. Así que establecer “un mercado único real con obstáculos mínimos para trabajar a través de las fronteras es esencial para desbloquear las economías de escala”. Dentro de este objetivo general, la digitalización de la economía rural, incluida la producción agrícola y alimentaria, es un “desafío clave”.

Para reforzar la competitividad de la UE en tecnologías digitales, la iniciativa Digitalización de Industrias Europeas apoya el desarrollo de plataformas industriales digitales a gran escala que proporcionan los componentes básicos de la tecnología digital del futuro, ha dicho Hogan. Bajo este objetivo, la CE invertirá en “plataformas de integración digital agrícola”.

Estas plataformas harán accesibles los datos y permitirán a terceros desarrollar aplicaciones y conectar diferentes usuarios y aplicaciones a los desarrolladores. Equipadas con modelos de negocios apropiados, las plataformas agrícolas digitales pueden, en última instancia, ser “instrumentales en la creación de ecosistemas de innovación digital abiertos”, ha subrayado el comisario.

Confianza y propiedad de datos
En abril del año pasado, la CE organizó un taller sobre el uso compartido de datos y cómo garantizar un intercambio justo de los beneficios de la digitalización en la agricultura. Hogan ha recordado que se abordaron “cuestiones clave” como la confianza y la propiedad de los datos, y se desarrolló un código de conducta para el intercambio de datos agrícolas.

Aunque se trata de una iniciativa del sector privado, la CE ha estado en “estrecho contacto” con la organización europea de agricultores COAG y la organización europea de maquinaria agrícola, CEMA, así como con las otras organizaciones involucradas. El código reconoce que el acceso y el uso de los datos de la explotación deben ser determinados por el agricultor. Otro objetivo es proporcionar a todos aquellos que tengan una buena idea las herramientas necesarias para desarrollar esa idea, ha insistido el comisario.

En la inauguración del foro han participado el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, y el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien ha anunciado un compromiso con las compañías telefónicas para que, a finales de 2020, el 90% de la población de municipios de menos de 5.000 habitantes tenga acceso a internet de banda ancha.

Una agricultura “inteligente”

Planas ha recordado que, según los estudios, la producción agraria mundial debe incrementar en torno al 60% hasta el año 2050 para responder las demandas de una clase media en ascenso y del crecimiento poblacional. Para ello, ha apostado por una “agricultura ecológica, inteligente y competitiva” y a luchar contra el cambio climático como reto recogido en la Agenda 2020. “De ahí que la digitalización y la innovación sean herramientas imprescindibles”, ha recalcado el ministro.

Por |2018-11-29T13:27:35+00:00noviembre 29th, 2018|Noticias, Punto de información|